Sacro Fragmento

Sacro_4

“La fragmentación de la naturaleza hoy nos ha traído consecuencias devastadoras respecto al territorio natural que nos va quedando. La falta de cuidado y de respeto con la que se relacionan las grandes empresas que deforestan los bosques nativos, las construcciones de proyectos inmobiliarios en zonas naturales y/o protegidas han aumentado el desequilibrio natural”

Romina Garcés

placeholder image-sqplaceholder imageplaceholder imageplaceholder image-sqplaceholder image-sqplaceholder image
Jardin_Maleza5m2Citta_Voutta

Te los cuido como hueso santo

Voy a entrar en el bosque,
voy a ir a la playa
y me voy a llevar
algunos fragmentos.
Ramas,
hojas.
Las encontré en el suelo (ya estaban rotas de antes).

Fractura, fragmento, fragor,
infracción,
naufragio,
brecha.
(Todas estas palabras tienen la misma raíz que significa ROMPER)

Vivir en las fracturas.
Sentir la brecha.
Naufragar y salvarse.
Naufragar y encontrar
la humedad, la luz.
Infringir el cuerpo en fragmentos.
Estar en el fragor y el silencio.

ROMPER y volver a armar aquí
era la única manera de traer el templo.

Camila Salazar

La pérdida de biodiversidad y la desnaturalización del territorio se ve fragmentada por el predominio de modelos socioeconómicos expansionistas y neoliberales en el que vivimos hoy, están arrasando los recursos naturales por medio de la construcción de proyectos inmobiliarios en zonas rurales, actividad agraria y, por sobre todo, plantaciones de monocultivos de forestales que destruyen lo que va quedando de bosque nativo dentro de la región del Biobío.

En la cosmovisión de nuestros pueblos originarios, el humano es un elemento más de la naturaleza y ésta se considera sagrada, por lo que el respeto es esencial para mantener el equilibrio dentro de las leyes naturales de la Tierra.

Sacro fragmento es una reflexión en torno a la transgresión de nuestro territorio natural, la cual pretende rescatar y recuperar la sacralidad de la naturaleza por medio de la fragmentación de elementos naturales recolectados en el Santuario de la naturaleza de Hualpén, devolviéndole el valor a una cosmovisión olvidada y ensombrecida por la errónea planificación de nuestros paisajes. 

Romina Garcés